Decorar una boda al aire libre

Decoración de una boda al aire libre

Decorar una boda al aire libre requiere de mayor detalle que una boda celebrada en el interior de un salón o Iglesia, que ya por sí suelen tener un ambiente ceremonial propio. Para darle este carácter festivo a un jardín, como fue mi caso, nosotros decidimos contratar una florista profesional con gusto y estilo que nos pudiera aconsejar de cómo convertir una explanada de césped en lo que teníamos en mente para nuestra boda al aire libre.

Desde un primer momento yo tenía muy claro que el color que predominaría en mi boda sería el rojo. Además de ser un color muy alegre para primavera y favorecedor sobre el lugar de celebración del enlace, es el color favorito de mi pareja; así que no había duda.


Todos los elementos iban en tonos rojos: las invitaciones de boda, las sillas y alfombra para la ceremonia, tarjetas de agradecimiento, guirnalda decorativa, mi ramo de novia… y finalmente no me dejaron llevar los zapatos de novia rojos, bajo pena de darle a mi madre un gran disgusto, pero ésa era la idea.

Sin embargo, para la decoración floral de la ceremonia la florista Karmen arreglos florales, sin duda la mejor de Cáceres, me aconsejó introducir otros tonos alegres y primaverales que resaltaran sobre el resto de tonos rojos. Así decoró todo el jardín en naranjas, amarillos y blancos, quedando un efecto espectacular sobre el atardecer.
El jardín estaba atravesado por una larga alfombra roja espolvoreada en sus laterales con pétalos de rosas blancas. Dos floridos arbolitos repleto de adornos con mariposas daban el inicio del pasillo y hasta el altar, en los extremos de cada fila de asientos, colgaban pequeños jarrones con flores rojas y naranjas.

Pero sin duda, lo más llamativo de toda la decoración de la boda, fue el precioso arco de flores que la florista diseñó para colocar sobre las sillas de los novios. Las fotos de la ceremonia quedaron preciosas y fue el lugar donde realizamos también las fotos de familia.

El lunch también se celebró también al aire libre, en un precioso patio del hotel. Los pozos estaban engalanados con unos centros florales, en forma de bouquet colgante, muy similares a mi ramo de novia, pero de color blanco para que resaltar sobre las piedras del antiguo convento y las luces del atardecer.

También quisimos colocar un Photocall para que los invitados se hicieran fotos divertidas con elementos de disfraces, pero se nos pasaba de presupuesto (unos 400€). Por ello, pedimos a un familiar que se encargara de las fotos e hicimos una preciosa guirnalda decorativa con nuestros nombres, de la que pronto subiré el tutorial, y la colocamos sobre una de las paredes de piedra del hotel. Así hicimos nuestro propio Photocall para la boda Low Cost y las fotos de grupo quedaron realmente divertidas.

Para el comedor elegimos unos manteles en tonos marrones y beiges que contrastaban con la solemnidad del lugar. En principio pensamos en colocar candelabros, pero guiados nuevamente por el consejo de la florista, nos hizo unos originales centros de mesa con manzanas que quedaron preciosos con la mantelería. Desgraciadamente, no tengo ninguna foto de cómo quedaron… lo que es una pena porque no es lo mismo explicarlo que verlo en imagen.

Espero que estas ideas os sean de utilidad para la decoración de vuestra boda; pero si estáis pensando en alguna otra opción no dudéis en comentarnos ¡Nos encanta saber de vuestras ideas!

Comentarios (1)

  1. Precioso lugar para hacer bodas, enhorabuena!

Deja tu comentario