Planea tu Boda

La manera más sencilla de organizar una boda es contar con un calendario de tareas y, a modo de agenda, ir rellenando los campos según se vayan cerrando cada uno de los puntos.

Normalmente, para la organización de una boda se cuenta con aproximadamente un año hasta la celebración  del evento; por ello, este calendario presenta las tareas organizadas con una referencia temporal de 12 meses. Sin embargo, si cuentas con menos tiempo, deberás agilizar las primeras tareas y podrás adaptar el resto al tiempo del que dispongas.

 

Primeras tareas:

 

Decidir el tipo de boda que se quiera celebrar: Civil o Religiosa

Decidir la fecha del enlace: A partir de aquí se organizará el resto del calendario.

Reservar el día en el Juzgado o Iglesia: Este punto se encuentra entre las primeras tareas ya que la falta de disponibilidad en la Iglesia o el Juzgado puede obligaros a modificar vuestra fecha de la boda.

 

Entre 8 y 12 Meses:

 

Hacer una primera lista de invitados aproximada: Una aproximación del número de invitados que tendréis será necesario para estimar los gastos de la boda y decidir el lugar de celebración, ya que muchos restaurantes tienen aforo limitado de comensales.

Elaborar un presupuesto inicial: Realizar una primera estimación de los gastos que supondrá la boda, a modo de coste máximo que no deberéis superar; para definir este presupuesto puede ayudar si junto a los gastos consideráis los ingresos que podríais obtener de ayudas y regalos familiares.

Elegir el lugar de celebración del banquete: Si tenéis especial preferencia por algún restaurante puede que tengáis que adelantar esta tarea para aseguraros su disponibilidad en la fecha seleccionada.

Buscar el hotel para la noche de bodas: Preguntad en el lugar de celebración, ya que muchos restaurantes tienen promociones especiales con suites nupciales.

 

 8 Meses:

 

Comenzar a organizar el papeleo para el expediente matrimonial: Tanto si la boda es por lo Civil como si es por la Iglesia, tendréis que ir recopilando una serie de documentos para elaborar vuestro expediente matrimonial.

Novia: Elegir el vestido. Puede parecer pronto, pero ten en cuenta que muchos establecimientos de novias, retiran los vestidos del mercado según los va vendiendo en esa ciudad. Se guardan mucho de anotar el nombre de la novia, fecha y lugar de celebración para asegurarse que ninguna novia repita vestido en esa ciudad y en la misma época. Si esperas demasiado, puede que alguno que te guste no esté disponible. Tendrás que realizar diversas pruebas del vestido para que te lo vayan adaptando a tu medida y gustos. Las fechas de las pruebas te las pondrá el establecimiento, pero aquí te mostramos una referencia para que tengas en cuenta cuándo serán aproximadamente.

Elaborar la lista de invitados: Una lista en firme y consensuada con ambas familias.

Comenzar a solicitar presupuestos para:

  • Menús
  • Fotografía y video
  • Música para ceremonia, banquete y/o baile

Buscar establecimiento para la lista de bodas: Para el caso de que queráis hacer lista de bodas para los regalos.

 

6 Meses:

 

Novio: Elegir el traje, bien sea comprado, a medida o alquilado (para el caso de trajes de etiqueta).

Definir el régimen legal de la unión: Bienes gananciales o separación de bienes

Comunicar el enlace en las respectivas empresas: Así podrán ir contando con las vacaciones que os corresponden por matrimonio (15 días).

Definir el menú de la boda

Comenzar a buscar destinos para la luna de miel: Tened en cuenta la época en que vais a viajar, ya que muchos destinos no son propicios de visitar en determinadas épocas del año. Valorad bien las temporadas de lluvias, desastres naturales, estación del año, etc.

Buscar floristería: Tanto para el ramo de novia como para la decoración floral de la ceremonia y banquete.

Contratar fotógrafo para el reportaje: Si tenéis especial preferencia por algún fotógrafo específico se recomienda adelantar esta tarea un par de meses para guardaros de que esté disponible vuestra fecha.

Preparar las invitaciones de boda: Solicitad varios presupuestos y encargar el modelo que mejora os venga.

Boda Religiosa: Realizar los cursillos prematrimoniales. Necesitaréis la certificación de que los habéis realizado para entregar en la Iglesia junto con vuestro expediente matrimonial.

Contratar la música para la celebración: ceremonia, banquete y/o baile.

 

4 Meses:

 

Novia: Buscar establecimientos para la peluquería y el maquillaje y reservar cita.

Enviar las invitaciones de boda

Abrir la lista de bodas en el caso de que hubiera.

Elegir los detalles para los invitados: Todos los detalles lo que los invitados recibirán de obsequio de vuestra boda.

Prueba del menú: Aún estáis a tiempo de cambiar algún plato, bebida o detalle que no os guste.

Alquiler del mobiliario que preciséis para la celebración, por ejemplo, en el caso de que sea al aire libre puede que necesitéis una carpa por si llueve.

Concretar el transporte de los novios

Contratar el transporte para los invitados en el caso de que fuera necesario.

Buscar los trajes para los pequeños protagonistas

Elegir las alianzas y encargarlas

Boda Religiosa: Acudir a la Parroquia para acordar algunos detalles de la celebración religiosa y entregar los documentos pertinentes.

Boda Civil: Acudir al Registro Civil con dos testigos y entregar los documentos pertinentes.

Elegir el ramo de novia y la decoración floral

Contratar y planificar la luna de miel

Novia: 1ª Prueba del vestido. Normalmente el vestido que te probaste en la tienda no es el tuyo, si no que piden uno más ajustado a tu talla sobre el que realizarán los arreglos para hacerlo perfectamente a tus medidas.  Además te asesorarán sobre el tipo de complementos que mejor te quedarán.

Buscar el vestido para la madrina y el traje para el padrino.

 

3 Meses:

 

Contratar otros detalles adicionales para la celebración: Velas, globos, aperitivos, canapés durante el baile…

Decidir el tipo de música que se tocará en cada momento de la boda y elegir canciones para los momentos especiales la boda.

Novia: Buscar los últimos detalles y los complementos del vestido

Buscar alojamiento para los invitados en el caso de que sea necesario

 

2 Meses:

 

Celebrar las despedidas de soltero, separadas o conjuntas.

Novia: Realizar las pruebas de peinado y maquillaje

Novia: 2ª prueba del vestido. En esta prueba ya acompañarás tu vestido con los complementos que vayas a llevar.  Ya tendrán tu vestido arreglado a tu medida, pero si tu peso o volumen se ha cambiado desde la 1ª prueba, aún están a tiempo de corregirlo.

Preparar el protocolo de la ceremonia: Elegir lecturas y momentos en que sonará cada canción de las seleccionadas.

Recuento de invitados que han ido confirmando su asistencia.

Definir la disposición de los invitados en las mesas

Comprar las arras: En las bodas religiosas son obligatorias, pero en las civiles solo son ornamentales.

 

1 Mes:

 

Organizar las ideas de última hora: detalles decorativos, orden y colocación de la entrada a la ceremonia, reserva de sitios para la ceremonia, etc.

Recuento final de invitados, contactar con quienes no hayan confirmado si asistirán

 

Último Mes:

 

Dedicar tiempo para los tratamientos de belleza y relajación, tanto para la novia como para el novio.

Recoger las alianzas

Enviar el número final de invitados y disposición de las mesas al lugar de celebración del banquete.

Novia: 3ª y última prueba del vestido con todos los complementos definitivos, peinado y maquillaje.

Preparar una maleta para la noche de bodas: No te olvides llevarla en un coche el día de la boda o pedir que alguien te la lleve al hotel en ese mismo día.

Preparar las maletas con todo lo necesario para la luna de miel, tanto si os vas al día siguiente de la boda como si tardáis unos días; tened en cuenta que los días después de la boda no estaréis para muchos preparativos.

 

El Día de la Boda:

 

No olvidar recoger el ramo y los trajes.

Y disfrutad de todos los momentos del día, ya que después de todos estos preparativos y rompederos de cabeza; todo pasará en un suspiro!!

Deja tu comentario